<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=229484220734878&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Qué es y para qué sirve una landing page

Hemos explicado, a través de nuestros artículos, varias claves para atraer al tráfico a nuestra web. Ya sabemos cómo crear nuestro buyer persona, cómo establecer una estrategia de marketing online y cómo conducir al usuario por las diferentes etapas del embudo de conversión.

Ahora, vamos a centrarnos en captar al visitante que se ha mostrado interesado en el contenido de nuestra web y quiere comenzar a interactuar con nosotros.

Pongámonos en el supuesto de que un usuario ha llegado a nuestra página web a través de nuestro blog o nuestras publicaciones en las redes sociales. Ha visitado el contenido de nuestro site y ha sido captado por un call to action. Ahora, el siguiente paso al que le conducirá nuestra estrategia de inbound marketing será a una landing page. Perfecto pero, ¿qué es esto exactamente? ¿Cómo funciona? Y ¿Cómo podemos hacer realmente que una landing page sea atractiva?

 

A continuación te explicamos todo paso a paso:

 

¿Qué es una landing page?

Una landing page, o página de aterrizaje, es una página web a la que un usuario llega tras pulsar en el enlace de una guía, un portal, banner o anuncio de texto situado en otra página web. En la mayoría de los casos esta web es una extensión del anuncio de promoción, donde se explica más detalladamente la oferta del producto o servicio que se está promocionando y donde se le muestra al usuario una oferta de contenido interesante para él.

 

¿Cómo funciona una landing page?

Una landing page tiene la función de recopilar información a cerca de los usuarios a cambio de una oferta de contenido o una prueba de producto o servicios de la empresa en cuestión.

Por ejemplo, si nuestra página web es un ecommerce de zapatos, podemos ofrecer en nuestra landing page que el usuario se descargue nuestro catálogo online, a cambio de algunos de sus datos, lo que hará que quede registrado en nuestro CRM de forma que sepamos que ha estado interesado en nuestro producto o servicio, y podamos contactar con él más adelante.

 

¿Cómo podemos hacer que nuestra landing page sea atractiva?

Una landing page que no sea atractiva, aburrirá al usuario y se pensará dos veces el introducir sus datos a cambio de la oferta que le estemos haciendo, y en lugar de ayudarnos a conseguir contactos, se convertirá en una barrera que nos obstaculizará el avanzar hacia la siguiente fase del embudo de ventas.

Es imprescindible que nuestra landing page, o página de aterrizaje, sea atractiva y haga que el usuario se sienta cómodo a la hora de introducir sus datos, por lo que la mitad del trabajo, ya estará hecho.

Para ello, te damos algunos consejos para construir una landing page atractiva:

 

  • Simplicidad

En el diseño de una landing page menos es más. Y es que debemos evitar a toda costa liar al usuario o confundirlo con información que no sea relevante o de su interés. Debemos centrarnos en la oferta de contenido que hacemos y a partir de ahí en la estructura que debe tener nuestra landing.

La estructura perfecta de una página de aterrizaje debe contener:

  • Un título
  • Un subtítulo
  • Una imagen o dibujo
  • Una descripción de la oferta que hagamos
  • Un formulario para que el usuario introduzca sus datos

 

  • Llama la atención del usuario

Existen varias formas de llamar la atención de los usuarios, pero dentro de los elementos que componen nuestra landing page, debemos captar al visitante con un buen título y subtítulo llamativo. Para ello, utiliza el lenguaje del público al que va dirigido esta oferta de contenido, o tu buyer persona, sé familiar, breve y conciso. Transmite al lector que esta oferta de contenido resolverá sus dudas y lograrás que quede captado inmediatamente.

 

  • Facilita la conversión con un formulario

Crea un formulario en el que los usuarios introduzcan sus datos para conseguir el contenido que les estamos ofreciendo. El diseño de este formulario deberá ser acorde con nuestra landing page y el estilo de nuestra web. De esta forma, transmitiremos confianza al usuario, quien no dudará en introducir sus datos.

Debemos tener en cuenta, que éste es el paso más complicado para los visitantes. El hecho de dar sus datos a una empresa en la que no confían o no les transmite seguridad será algo que nunca hagan. Por ello, debemos pedirles solo los datos básicos, como por ejemplo el nombre y apellidos, la empresa para la que trabaja y un email de contacto.

 

  • Explica el valor de tu oferta o servicio para el usuario

Debemos decirle al usuario por qué debe descargarse nuestra oferta de contenido. Explicarle qué es lo que le va a proporcionar y describirle con un mensaje claro qué es lo que va a encontrar en nuestra oferta.

De esta manera, no se hará falsas expectativas ni será reacio a introducir sus datos y a que luego contactemos con él más adelante.

 

  • Utiliza elementos visuales

Un elemento visual como ilustraciones o fotografías que llamen la atención del usuario hará más atractiva tu landing page, de forma que no se convierta en un elemento aburrido destinado simplemente a recopilar los datos de tus posibles clientes.

Juega con los elementos de tu landing y proporciona al usuario un impacto visual que contenga la información necesaria para iniciar una relación con él.

 

  • Diseño responsive

Es cierto que hablamos de diseño responsive cada vez que nos referimos a cualquier elemento de una página web, pero es que es totalmente necesario que una landing page se adapte a cualquier tipo de dispositivo desde el cual sea consultada. Gran parte de los usuarios utilizan los dispositivos móviles para realizar sus consultas en internet, por lo que una landing que se adapte a todos los tamaños posibles es la mejor apuesta para una empresa.

 

Tras estos consejos, ya solo queda decidir qué contenido vamos a ofrecer en nuestras landing pages, desarrollarlo y captar al cliente de forma que el intercambio de información sea beneficiario para ambas partes.

 

Nuevo llamado a la acción